viernes, 27 de julio de 2018



MANUEL VARGAS FERNÁNDEZ.





















Manuel Vargas Fernández, nació en Llerena (Badajoz), el día 9 de febrero de 1925. Hijo de José Vargas Jiménez y Antonia Fernández Cuenca, naturales de Constantina (Sevilla) y hermano de Marta, José, Eduardo y Pastora.

























Su padre era fotógrafo de profesión, especializado en pintar retratos, oficio que aprendió en Argentina. Su vida transcurre en distintos lugares de de nuestra geografía, entre otros Guareña, Don Benito, Mérida y parte de Portugal...

Manuel, al igual que su padre aprende el oficio de fotógrafo, pero su gran pasión siempre fue la guitarra, afición que adquiere y aprende de su padre, también gran guitarrista amigo de Niño Ricardo, un gran profesional de la guitarra flamenca [Manuel Serrapí Sánchez (Sevilla, 11 de julio de 1904-1972), fue un guitarrista flamenco español, conocido artísticamente como el Niño Ricardo, maestro de la guitarra española].

Manuel Vargas Fernández se instaló en Montijo donde conoció a la que sería su esposa Bienvenida Gómez Arnela, matrimonio que tendráin cinco hijos Pedro, Manuel, Isabel del Carmen, José Antonio y Alfonso.

La familia de Manolo y Bienvenida vivieron en la Calle Gabriel y Galán donde nacieron todos sus hijos; posteriormente se trasladarían a la Calle Reyes Católicos y en ambas casas tuvo Manolo su estudio y taller de fotografías.

Manolo Vargas, fotógrafo.

Montijo ha contado con grandes fotógrafos, entre otros Vicente Sánchez “VISAM”, Francisco Gragera Tejeda, Ángel Sánchez Mazarrrón,  “SANFER” ,…y hoy queremos acercarnos a la figura de Manolo Vargas.


Trabajo:

Fotografía/ retrato,  realizada por Manuel Vargas Fernández sobre lienzo

Manolo, al igual que su padre, ejerció el oficio de fotógrafo, en él se cumple el viejo refrán que dice "de casta le viene al galgo..." y así hereda las cualidades de sus progenitor.
Personalmente pude constatar su grandes cualidades como profesional en algunos trabajos de fotografía que hizo a mis hijos allá por la década de los 70, algunos de ellos se exhiben en el salón de mi casa. Sin los recursos tecnológicos con que hoy contamos, su arte era palmario, hacía auténticos retratos que iban más allá de la mera impresión fotográfica.


Manolo Vargas, guitarrista.

Igualmente Manolo adquiere ese don, ese arte, que le lleva a tocar la guitarra como un auténtico maestro. Aprendió a observar a su padre y llevado por su pasión aprendió todos los palos del flamenco. Así fue como pasado los años se convirtió en un buen guitarrista, un excelente guitarrista, que le hace se admirado y reclamado de forma tal que acompañó tanto a los buenos aficionados del arte flamenco como a cantaores profesionales en varias peñas flamnecas de Extremadura y Andalucía.




Sus veranos en Algecira le llevaron a conocer a Paco de Lucía, quien le llegó a preguntar "por qué motivo no se había dedicado a tocar como profesional", pues según Paco le gustó sus falsetas muy antigüas que tocaba.




En Montijo se creó una Peña Flamenca, que llevaba el nombre de "Peña El Garbancero" en honor de un gran cantaor montijano, Fernando, "El garbancero" y Manolo Vargas acompañó  en múltiples ocasiones al cantao montijano formando un duo de categoría en este noble arte del cante flamenco...ambos dos grandes personajes, excelentes personas, que allí donde estén seguro que su arte estará presente.

Manolo Vargas, persona.

Tuve el placer, todo un honor, de conocer a Manolo Vargas allá por la década de los años 70, puedo dar fe que tanto por sus cualidades profesionales como por su pasión al flamenco, gozó de gran predicamento en Montijo, como personas reunía tales cualidades que era querido y apreciado por todos aquellos que tuvimos la suerte de conocerlo. Una persona extraordinaria, educada, amable, amigo de los amigos, comunicativa..con él siempre existía la empatía necesaria para sentirte a gusto y disfrutar en su compañía. Recuerdo buenos ratos en su compañía.

Tenía deseos de poder escribir en mi blog estas referencias bibliográficas del personaje recordando su figura como homenaje y recuerdo, al mismo tiempo que para todos aquellos que se acerquen a Retazos Bibliográficos de Personajes de Montijo puedan tener constancia del personajes, de su estancia en Montijo y de las huellas que dejó.

Lamentablemente, por circunstancias posiblemente ajenas a su voluntad, un día allá por el año 1987, tuvo que marcharse  a de Montijo, estableciéndose en Umbrete (Sevilla) donde falleció el día 1 de enero de 2001.

Por todo lo expuesto es para mi una satisfacción recordarlo en esta página de mi blog y la página de facebook para constancia y recuerdo de todos, con el objetivo de preservar la memoria para que las generaciones futuras conozca a todos aquellos que de una u otra manera configuraron la historia de la localidad.


Montaje de Manuel Cuerpo Rocha.
Versos de Federico García Lorca, sobre imagen de Paco de Lucía.
In Memoriam
      Manolo Vargas.

Bibliografía.

Información y facilitada por Pedro José Vargas Gómez (hijo)
Fotografías facilitadas por Pedro José Vargas Gómez (hijo) y el blog Retazos Bibliográfcios de Personajes de Montijo.


Nota:
Tus comentarios y aportaciones pueden enriquecer el contenido de esta entrada. Serán tenidos en cuenta y reconocidos en el blog.

miércoles, 11 de julio de 2018

FRANCISCO PITARQUE PARDOS.


      
FRANCISCO PITARQUE PARDOS.
Docente y político liberal, que deja huellas en Montijo.




Francisco Pitarque Pardos, y su entorno familiar, llegan a Montijo en los primeros años de la posguerra, allá por la década de los 40. Hombre de ideología y principios liberales, de excepcional cultura, de profesión docente.

Estado civil soltero, que llega a Montijo procedente de Aragón.

Francisco Pitarque, recuerdan sus alumnos que andaba con muleta por tener algún problema físico que le hacía cojear de forma ostensible de una pierna.

La familia de Francisco Pitarque Pardo

Entre las personas vinculadas a Pitarque, citamos a los personajes que por una u otra razón más se popularizaron en su entorno.

Tres son los personajes que destacan en el grupo... Don Ramón, Ramoncín y Francisco Pitarque .

D. Ramón, tenía un hijo de su primer matrimonio, que se llamaba Ramocín. D. Ramón casó en segundas nupcias con una viuda, la madre de Francisco Pitarque Pardo.

En este parentesco Don Ramón era padrastro de Francisco Pitarque y Ramocín era hermanastro.

Su procedencia.

Cuando Pitarque y su familia se establece en Montijo, son los primeros años del franquismo, tras la victoria de la Guerra Civil, y según parece eran republicanos oriundos de Aragón, algunos los sitúan en la zona de Zaragoza, que como consecuencia de la guerra (1936-39), se vieron forzados a abandonar su tierra natal y desplazarse a otros lugares, por motivos políticos e ideológicos, o por temor a las represalias por parte del bando vencedor y del régimen político autoritario instaurado en España.

Domicilio en Montijo.

La familia de Pitarque tenía su domicilio en la Plaza de Luis Braille, allí se establecieron y vivieron hasta su marcha de la localidad.



La Academia.

Crean o fundan una academia o colegio privado, que fue conocida con la denominación de  Colegio Ntra. Sra. del Pilar.

El colegio estaba ubicado en la Plazuela de San Antonio. Era un colegio privado, que admitía niños y niñas, donde preparaban en los distintos niveles de las enseñanzas básicos, preparación de acceso al bachillerato y secundaria.

Comenzó a funcionar a comienzo de la década de 1.940, se impartían clases para el ingreso al Bachillerato y los siete cursos así como la Revalida que entonces lo integraban.

Los profesores.

D. Francisco Pitarque Pardo fue uno de los profesores que impartieron clases de todo lo relacionado con las áreas de "Letras" (Lengua y Literatura, Geografía e Historia, Filosofía, etc).

D, Ramón González era el profesor de Ciencias e impartía las áreas de estas competencias (Matemáticas, Física, Quimica, Ciencias Naturales..).

D. Ignacio Llanos, sacerdote de la localidad completaba la plantilla y contaba ya con experiencia en la enseñanza del Latín por haber dado clases a los poquísimos estudiantes que entonces había de bachillerato para acceso a la universidad.

Los alumnos.

Las clases de la Academia dirigida por D. Francisco Pitarque adquirió prestigio en Montijo y pueblos de los alrededores (Puebla de la Calzada, La Roca de la Sierra, La Garrovilla...) y fueron bastantes los alumnos que la recuerdan y así lo reconocen.
Hubo como dato curioso y excepcional algún que otro alumno que fue admitido como "interno" (comía y dormía con la familia).



Siguiendo orden de izquierda a derecha (filas de abajo-arriba):
Abajo, primera fila, (sentados) : Fidel García Anguiano, José Luis Varo, Alfonso González (hijo del practicante de Pueba de la Calzada) y Martín Quintana.
Segunda fila, de izquierda a derecha: Amalia Alonso, Adelaida Rodríguez, María Arrobas, D. Francisco Pitarque, D. Ramón González, D. Ignacio Llanos y Victorina Arroba.
Tercera fila, de izquierda a derecha: Santiago  ? , Jaime Quintana, Tomás Rodas, Ramoncón González (hijo de D. Ramón y hermanastro de d. Francisco Pitarque), Juan Piñero (de Puebla de la Calzada), Pedro Palomino y Pedro (ahijado del sacerdote D. Ignacio Llanos).
Cuarta fila, de izquierda a derecha: Ezequiel Tejeda, Miguel de los Ríos, Domingo Talero, Macario Martín, Toribio Coto, Francisco Cayetano, Pedro Rodriguez y Sixto García (de la Roca de la Sierra).



Así, además de los citados podemos mencionar a Manuel Pérez Jiménez de La Garrovilla,  a Cipriana Rivera, Agustín García Domínguez de Puebla de la Calzada;  José Mejías, Collado, Eolia López, Felisa Martín, Juan Aunión, Diego Julian, Joaquín Giménez Torrado...

La disciplina y sus métodos.


La propia de la época bajo el lema “la letra con sangre entra”, es decir, el castigo como recurso metodológico, la constancia, la memorización y todos aquellos recursos didácticos en uso que junto con unos profesionales bien preparados y con una "buena mochila" de cultura así como una entrega hizo que pronto adquiriese un merecido reconocimiento por sus éxitos.

El reconocimiento.

La labor de estos profesores, a pesar de no haber sido valorado como se merecieron, permanece  en el recuerdo de los que les conocieron y sin duda influyeron en sus vidas haciéndo de ellos y de ellas personas ejemplares. De entre sus alumnos, además de hombres y mujeres ejemplares en sus familias salieron maestros, empresarios, sacerdote, médicos, famaceutícos, profesores de institutos, ingenieros, agregado de embajada...y personas de bien, que es lo más importante y que justifica la labor del profesorado.

La integración en la localidad.

D. Francisco Pitarque y D. Ramón González, además de buenos profesores eran una excelentes personas, con un bagaje intelectual y una formación liberal que hacían de ellos personas distinguidas, respetuosos "con todo y con todos" , pero precisamente por estas cualidades no fueron considerados en el pueblo como se merecían entre otras cosas por la poca importancia que en aquellos años se daba a la cultura y a los estudios.

Los primeros años quizás no fueron acogidos adecuadamente, posiblemente, por la situación que se vive en los primeros años del franquismo y la circunstancias de ser "exiliados republicanos" procedente de otras regiones de España...pero muchos padres consciente del valor cultural de estos profesores, del prestigio profesional y de sus éxitos si saben valorarlos y reconocerles que sus aportaciones, sus conocimientos y su trabajo y entrega iban a beneficiar a sus hijos e hijas. No dudan en reconocerlo e inscribirlos en la Academia.

D. Francisco, se supo rodear de una serie de amigos y motivado por sus inquietudes culturales todos ellos supieron organizarse en tertulias culturales en la que se trataban temas de todo tipo. Tertulia que pronto adquirió su fama y que denominaron la "PIPA  MAGRA" , recogiendo las iniciales de los nombres de sus integrantes, Pitarte, Palomino, Mateo e Hipólito Gragera, todos ellos personas muy respetadas en la localidad a los que se irán sumando otros participantes.

La marcha de Pitarque.

En el año 1956, después de quince años de convivencia en Montijo, de haber sido pioneros en promover y despertar el deseo de cultura de la comarca, D. Francisco y D. Ramón se trasladaron a Oliva de la Frontera para continuar allí su labor docente dejando un recuerdo inolvidable entre los que tuvieron la suerte de conocerlos y beneficiarse de sus conocimientos, como igualmente me consta por información recibida de sus alumnos de Oliva de la Frontera.

¿Qué fue de Francisco Pitarque?

En el ámbito de la enseñanza.

Tras su estancia en Montijo y Oliva de la Frontera, Francisco Pitarques Pardo, estuvo como profesor en Castuera. Según me informa en esa localidad una de sus alumnas, estuvo de profesor de Bachillerato en el Instituto Nacional Manuel Goodoy, hoy IES Manuel Godoy.



Instituto de Educación Secundaria "Manuel Godoy" de Castuera.


Aparece vinculado a dicha plaza docente tras aprobar las Oposiciones de Agregado de Bachillerato, en el año 1977. La alumna que me aporta la información, recuerda y me comenta como referencia "que lo tuvo de profesor allá por el año 1981 (según me dice “cuando el Golpe de Estado de Tejero)".

En el ámbito de la política.

Francisco Pitarque, profesor de Castuera y antiguo republicano, hombre liberal y con inquietudes sociales y políticas, cuando comienza el período de la transición en nuestro país y se deja atrás  el régimen dictatorial del general Francisco Franco y pasó a regirse por una Constitución que restauraba la España democrática…forma parte de los movimientos de la época. Se integra en el Partido Socialista Popular de Tierno Galvan junto con otros compañeros, como Eduardo de Orduña --más tarde fue presidente de la Diputación de Badajoz y candidato a la alcaldía pacense por el PSOE--, María Jesús López --ya fallecida, fue consejera de Emigración y Acción Social en la Junta de Extremadura-- y José Luis Galache --conocido abogado pacense que ocupó un puesto de diputado por el PSOE--, además de varios miembros que años después fueron alcaldes o concejales de municipios de la región.

Interviene Francisco Pitarque, en numerosas ocasiones en actos políticos por diversos pueblos extremeños, en el que incluimos Montijo.





Bibliografía.

- Información que nos facilitan algunos de sus alumnos y personas que le conocieron (Manuel Pérez Jimenes,Juan José Pérez Carretero, Juan Aunión, Mari Arroba...) 
- Fotografía facilitada por Mari Arroba y adaptada, retocado y enmarcada por Manuel Cuerpo Rocha.


********************

Nota.
Nuestro agradecimiento a todos los que han colaborado con la elaboración de este "relato bibliografico".
Seguimos trabajando en la biografía de este personaje y esperamos que en unos días podamos completar con más detalles. 









domingo, 9 de julio de 2017

JACINTO SÁNCHEZ GARCÍA



JACINTO SÁNCHEZ GARCÍA
Veterinario.




Una familia que ha dedicado varias generaciones, toda una vida, a la cría del ganado porcino.

"A esto se dedicaba mi abuelo, mi padre y también mis hijos, [...]".


                                                  José Luis Sánchez Pinilla




















En el tranquilísimo pueblo de Fuentes de Béjar, que en la actualidad cuenta con unos 250 habitantes, al sur de la provincia de Salamanca, próximo a la localidad de Guijuelo, en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, nació el 4 de mayo de 1901 Jacinto Sánchez  García.

Hijo de  Jacinto Sánchez  Sánchez  y Trinidad García Cascón,  el matrimonio tendría otros hijos que fueron  Manuel José,  Antonia, Rosa y Josefa.


Estudia en la Escuela de León la carrera de Veterinaria, Promoción 1918 - 1923, finalizando el 20 de mayo de 1923 y expidiéndosele el título el 14 de junio del mismo año.

Terminados sus estudios de Veterinaria inicia su vida profesional en Guijuelo, núcleo de población más importante del sureste del Campo Charro considera la capital o centro de servicios de la comarca de Guijuelo y la subcomarca de Salvatierra.


(Fotografía retocada y adaptada por Manuel Cuerpo Rocha)

Guijuelo y Ledrada, municipios de Salamanca, ambos en la Sierra de Béjar, son sus primeros destinos profesionales, desde el 1 de agosto de 1923 al 1 de septiembre de 1925, teniendo que cesar por incorporarse al ejército, participando en la toma de Alhucemas.

Animado por sus familiares que ejercen actividades comerciales en Extremadura, se incorpora a su vida profesional el 26 de agosto de 1926 en Montijo como Veterinario Titular, donde ejerce durante 45 años, cesando en 1971 y reconociéndosele su labor mediante un homenaje por el pueblo de Montijo y compañeros veterinarios.



(Fotografía enmarcada y retocada por M. Cuerpo Rocha)


Jacinto contrae matrimonio con Eulalia Pinilla Tejeda y tienen cuatro hijos: Obdulia, Trinidad, José Luis y Mari-Lali.
La familia vivieron siempre en la Calle Santa Ana, 37 (Montijo).

Su gran pasión fue trabajar siempre como ganadero y veterinario en el sector del cerdo ibérico.
Junto a su actividad profesional destaca su acción como ganadero, selecciona y mejora la raza porcina ibérica, siguiendo los consejos de otro veterinario D. Amalio de Juana. Hoy día dicha ganadería la lleva su hijo José Luís, recibiendo el premio especial en el concurso de Zafra y es visitada por estudiosos del Reino Unido.

Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Badajoz desde el 6 de febrero de 1941 hasta el 3 de diciembre de 1949, posteriormente es nombrado Presidente Honorífico de la entidad el 16 de noviembre de 1964.

Bajo su dirección la actividad colegial sufre una reactivación, pues se redactan unas nuevas tarifas de servicios veterinarios, se organiza un concurso de ganado en Castuera con la colaboración de la Junta de Fomento Pecuario, a las que asisten personalidades como D. José Rubio, D. Santos Aran, D. Carlos Luis de Cuenca, D. Santiago Tapia, D. Rafael Díaz Montilla, etc. Del mismo modo destacan las gestiones personales para conseguir limar asperezas en pleitos entre compañeros y unificar criterios de acción, y todo ello como el mismo manifiesta “con mucho trabajo, viajes en tren, alojamiento en posadas y poco dinero”.


Pintura digital realizada por M. Cuerpo


Al final de su mandato consigue unos fondos de 150000 pts. que le permiten a la Directiva que le sucede presidida por D. Álvaro Paredes, la adquisición de unos terrenos para una sede colegial nueva.

Como reconocimiento de su actividad en favor de la profesión, con fecha 29 de agosto de 1988, el colegio le tributa un homenaje.

Su actividad profesional gozó siempre en Montijo de alta estima y reconocimiento tanto como veterinario titular como en el ejercicio de la práctica privada de la misma que en aquella época se podía compatibilizar.



Fuente imagen
(Enlace procedencia)
Muchos montijanos relacionados con la actividad ganadera así me  han comentado y hecho referencia de su actividades como en el herradero del veterinario don Jacinto Sánchez en la Plazuela del Conde, detrás de la plaza de abasto, en el que trabajaban Pedro, José y Antonio Macarro, junto con Alonso y Cipriano Rodas.

Efectivamente el padre de Emilio Macarro, era herrador, trabajaba formando parte del equipo de herradores y ayudantes, así como  padre del veterinario Antonio Rodas, el maestro Alonso Rodas, que era, herrador de mulas, también trabaja formando parte del equipo de herradores y ayudantes del veterinario don Jacinto Sánchez.

Nuestro personaje tiene sin duda en Montijo, un reconocimiento profesional y personal, en todos aquellos que tuvieron el placer de conocerle, entre los que me encuentro, y como testimonio que avalan esas circunstancias el Excmo. Ayuntamiento de Montijo se lo reconoce designándolo para la denominación de una calle en la localidad que así lo testifique y recuerde.

El veterinario Don Jacinto Sánchez García, junto con otros montijanos ilustres, una vez consensuados entre los tres grupos políticos que componían en esa fecha la Corporación Municipal, fueron designados en el Pleno de fecha 25/02/2013 como los titulares para la denominación y rotulación de un conjunto de calles de las zonas SU-46 y SU-4, así como la sustitución del nombre del "callejón de la zorra" por el de Avenida de Europa, ya que el futuro desarrollo de esta parte del pueblo se expansiona por este lugar, aplicándosele el criterio de modernidad.




Calle Jacinto Sánches
(Enlace relacionado)

Por todo lo dicho, considerando todos los antecedentes de nuestro personajes, así como por su consideración como persona, estimamos que es un placer y un honor subirlo a nuestro blog en reconocimiento de personaje ilustre de nuestra localidad como reconocimiento y homenaje.

Fuente:

- Fotografías y datos facilitado por familiares.

- Otras:














lunes, 20 de marzo de 2017

PEDRO SANCHEZ


PEDRO SÁNCHEZ GARCÍA.

Montijo estuvo presente en las expediciones que en el siglo XVI se realizan para la conquista de las nuevas tierras descubiertas.

En la conquista de la Nueva España participaron algunos montijanos, que cruzaron el océano en busca de fortuna y que en determinados casos algunos consiguieron ese objetivo.


El Nuevo Mundo llamado América (1596) por Teodoro de Bry.

Fuente imagen.
(enlace)


Tomamos como referencia las actas del IV Encuentro de Historia de Montijo para aproximarnos  a este personaje que subimos a Retazos  Bibliográficos de Personajes de Montijo y siguiendo el relato que sobre él nos ofrece Esteban Mira Caballos  autor de la conferencia que citamos en la bibliografía.

En la conquista de América, algunos vecinos de Montijo que cruzaron el océano en busca de fortuna consiguieron lograr sus objetivos de ascensión social...entre estos montijanos traemos en esta ocasión a Pedro Sánchez García.


Principales rutas comerciales del Imperio español con las Indias.

Fuente imagen.
(enlace)

Pedro Sánchez era hijo de Ateo Sánchez y de Ana García. Obtiene licencia para pasar a las Indias el 18 de abril de 1565.
Su estado civil era soltero, embarcó para las Indias con destino al virreinato de Nueva España, se cree que fallece alrededor de 1581, cuando llevaba en América unos dieciséis años. A lo largo de este tiempo consigue ser uno de los indianos que hicieron fortuna en las nuevas tierras.

Tras la muerte de Pedro Sánchez  se recibe en Sevilla su herencia. Por motivos que no parecen estar muy claros la Casa de Contratación paralizó el cobro de los caudales recibidos y no se comunica a Montijo hasta el 20 de febrero de 1600. Descontado los gastos burocráticos la herencia estaba en 57.833 maravedís.


Casa de Contratación en Sevilla
(enlace)


Los miembros del concejo montijano publicaban la noticia en los lugares públicos mediante un pregón el 5 de marzo a fin de que los familiares y deudos formalizasen el cobro.
Pedro Sánchez García murió sin descendencia por lo que sus herederos pasaron a ser los hijos de sus cuatro hermanos, ya fallecidos, que en total serían seis herederos los que debían repartirse la cantidad. Los herederos dieron poder a Francisco Mendoza para que se personara en la Casa de Contratación a recibir la herencia y así lo hizo con fecha 22 de marzo de 1600. Se recibe la herencia en Montijo con fecha 1 de abril y la cantidad que les corresponde no era gran cosa.
Estos hechos ponen de manifiesto que muchos de lo que fueron al Nuevo Mundo actúan legando a su muerte parte de su fortuna a parientes e instituciones de Montijo. Sin duda estas emigraciones tuvieron consecuencias a ambos lados del océano y evidencian que estos hombres que cruzan el Atlántico instalándose en las nuevas tierras a miles de kilómetros de su localidad no olvidaron sus raíces.
Estas circunstancias nos lleva a considerar, que el trabajo que expone Esteban Mira Caballos en su exposición, que se reflejan en las actas de IV Encuentros de Historia de Montijo, lo consideramos una fuente de interés para traer algunos de estos personas a nuestro blog.

De su contenido extraemos retazos bibliográficos de los personajes más destacados en este periodo de la Edad Moderna para que así queden recogidos.



Bibliografía.

ACTAS DE LOS "IV ENCUENTROS DE HISTORIA DE MONTIJO".
Pág. 219
Esteban Mira Caballos, Doctor en Historia de América por la Universidad de Sevilla. Profesor agregado en el I.E.S. Rodríguez Moñino de Badajoz : Montijo y América en la Edad Moderna. Tres siglos de relaciones.



sábado, 18 de marzo de 2017

EL CAPITÁN GÓMEZ HERNÁNDEZ


GÓMEZ HERNÁNDEZ

EL CAPITÁN GÓMEZ HERNÁNDEZ


Tomamos como referencia las actas del IV Encuentro de Historia de Montijo para aproximarnos  a este personaje que subimos a Retazos  Bibliográficos de Personajes de Montijo y siguiendo el relato que sobre él nos ofrece Esteban Mira Caballos  autor de la conferencia que citamos en la bibliografía.





En la conquista de América, algunos vecinos de Montijo que cruzaron el océano en busca de fortuna consiguieron lograr sus objetivos de ascensión social...entre estos montijanos traemos a Retazos bibliográficos de Montijo al capitán Gómez Hernández.


(enlace)


Entre los montijanos que integran la emigración a  América nos dice el autor que “éste es el montijano que más destacó y también el que más se enriqueció en América al menos durante la época colonia”.

Gómez Hernández, el protagonista cuyo “retazo bibliográfico” tratamos de exponer es el típico indiano (1) que se enriqueció de forma muy significativa y que en varias ocasiones regresó a Montijo.





(enlace)
Sevilla puerto de India. Viajes al Nuevo Mundo.
Vista de la ciudad de Sevilla, (España), desde el barrio de Triana. A través del río Guadalquivir llegaba la Flota de Indias, la flota de galeones que conectaba a la ciudad con   los virreinatos americanos.


No hay fecha concreta sobre cuándo adquiere la licencia para ir a las Indias, si bien podemos situarlo en la segunda mitad del siglo XVI y así Esteban Mira Caballos nos dice sobre este punto:
“Desconocemos la fecha exacta de la que este montijano pasó por primera vez al Nuevo Mundo”.

Es sabido, así lo reconocen los historiadores que se ha acercado a este tema, que Montijo contribuyó significativamente en esta empresa y fueron muchos los montijanos que emigraron, unos registrados legalmente y otros no. Muchos nunca regresaron a su localidad.

Se estima, según el autor que seguimos, que el mayor número de emigrante que pasaron a las Indias se registra en el siglo XVI.

El viajar a las Indias supuso, en muchos casos un sacrificio, ya que tenían que endeudarse para poder pagar los billetes del viaje. En este sentido nuestro protagonista declaró en su testamento deber parte de los gastos que tuvo para financiar su viaje a Perú y así dice:

"no me acuerdo de otras deudas algunas más que parte de los gastos de este viaje de España a este puerto los cuales mando se paguen..."

Gómez Hernández una vez establecido en América alcanza cierto prestigio y renombre que le llevan a desempeñar importantes cargos políticos como el de teniente de gobernador de la ciudad de Anserma en la gobernación de Popayán (2).

Fuente imagen:
Escudo de Popayan
(enlace)


Se le reconoce que llegó a formar parte de la élite política y económica de Antioquía (4) y adquirió tal fortuna que se convierte en un hombre acaudalado como pondrá de manifiesto en su testamento. Sin duda el capitán Gómez Hernandez llegó a ser una de las personas más ricas de la región de Antioquía (actual Colombia)

Contrae matrimonio con Isabel de Sequeda pero no tienen hijos légitimos. Reconoce tener dos mestizos, un hijo y una hija naturales, "habidos de sendas indias" .

En su testamento así lo reconoce:

"Declaro que soy casado legítimamente con Isabel de Sequeda [...] no hemos habido ni procreado ningún hijo ni hija [...]"

Igualmente reconoce testamentariamente y deja la parte correspondiente a sus dos hijos ilegítimos que reconoce :

" [...] y de socorrer a Juan Gómez y a Isabel Hernández, mis hijos, habidos durante el matrimonio en dos indias naturales de mi repartimiento la cual dicha Isabel Hernández está en los reinos de España en poder de Elvira López, mi prima, y el dicho Juan Gómez en la ciudad de Anserma [...]".

La hija mestiza llamada Isabel Hernández, que la había mandado a la Península para ser educada como española y en la fe cristiana, vivió en Montijo en poder de una prima de Gómez Hernández llamada Elvira López. Así expone Esteban Mira Caballos:

"Por su parte, el capitán Gómez Hernández, natural de Montijo (Badajoz), declaró en su testamento, redactado en Cartagena de Indias el 7 de agosto de 1569 que tenía un hijo y una hija, ambos naturales, habidos con sendas indias de su repartimiento. Ambos quedaban en su testamento legitimados, disponiendo para ellos la mitad de sus bienes, una vez pagadas las mandas dispuestas. La hija mestiza, llamada Isabel Hernández, estaba ya en el momento de redactar su última voluntad en Montijo en poder de Elvira López, una prima suya8. No sabemos mucho más de ella, que debió convertirse, de la noche a la mañana, en una de las mujeres más ricas de Montijo". 

Fuente/texto entrecomillado.
(enlace fuente)

En el apéndice IV,  de las actas del IV Encuentro de Historia de Montijo, leyendo el Testamento del capitán Gómez Hernández, Cartagena de Indias 7 de agosto de 1568 leemos que:

Gómez Hernandez, vecino y natural de la villa de Montijo, es hijo de Alonso Hernández y Teresa García, su legítima esposa, vecinos que fueron de Montijo


 Notas.

(1)      Se aplica al emigrante que volvía rico de América los indianos fueron envidiados por todo el   país.                                                                                                                                                     
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

    (2)   Anserma, conocida también como Santa Ana de los Caballeros es un municipio de Colombia               ubicado en el departamento de Caldas.

   (3)   La Provincia de Popayán, también llamada Gobierno de Popayán durante la época imperial                 española, fue una entidad administrativa y territorial de la Nueva Granada, creada el 13 de                   enero de 1537 en el Virreinato del Perú, correspondiendo en aquella época a una de las cuatro             grandes provincias en las que se dividía el actual territorio colombiano.

   (4)   Antioquia es un departamento de Colombia, situado al noroeste del país.


Bibliografía.

ACTAS DE LOS "IV ENCUENTROS DE HISTORIA DE MONTIJO".
Pág. 219
Esteban Mira Caballos, Doctor en Historia de América por la Universidad de Sevilla. Profesor agregado en el I.E.S. Rodríguez Moñino de Badajoz : Montijo y América en la Edad Moderna. Tres siglos de relaciones.







jueves, 22 de diciembre de 2016



FRANCISCO REGALADO DEL VIEJO.

Un artesano de la forja.


Dibujo realizado por Manuel Cuerpo Rocha,
 de una fotografía cedida por un familiar


"El herrero, un viejo oficio que se remonta a lejanos tiempos, de hecho tienen su reconocimiento en la mitología a través del dios griego Hefesto (Vulcano para los romanos), quien fue el herrero de las deidades; un artesano con habilidades únicas cuya forja era un volcán, el cual construyó la mayoría de las armas de los dioses, y estaba encargado de proteger la herrería, la artesanía, la escultura, la metalurgia y el fuego".

( Fuente que se cita )


Fotografía cedida por la familia, adaptada, enmarcada y retocada por Manuel Cuerpo Rocha







La fragua de los hermanos Regalado. 
Imagen adaptada, coloreada, retocada y enmarcada por Manuel Cuerpo Rocha. Observamos en la imagen su ubicación.                                                                                                                             

LA FRAGUA


“Aquella fragua, santuario de la época, había ido de padres a hijos, de generación en generación. Algunos documentos prueban, que pasada la refriega con los franceses, los hermanos Pedro y Juan Regalado, se aprestaban en realizar trabajos y composturas para la ermita de Barbaño y para Nuestra Señora del Rosario. Así, de unos a otros, de generación en generación, se fue dando continuidad al oficio. Fraguas antiguas, hermosas, llenas de polvo, calientes, ardiendo, bajo el sudor del jornal trabajado por una extensa nómina de artesanos herreros, Brugera, Macarro, Gragera, del Viejo, Fernández,  Regalado…”

Manuel García Cienfuegos.
Fuente. (clic)


FIN DE UNA ETAPA.

Antiguamente, como sucedía en la mayoría de los oficios, se convertía en un modo de vida que pasaba de padres a hijos. El oficio de herrero, artesano cuya materia prima era el hierro, debía conjugar y unir la fuerza, el ingenio, la destreza... para dar a golpe de martillo la forma deseada y el temple adecuado a las piezas que se forjaban en su fragua.






Fragua de la familia Regalado.

"Un día la fragua de los hermanos Regalado dejó de lanzar chispas por la chimenea, el dios Vulcano había echado agua sobre el carbón y se había llevado el fuelle para que nadie avivase ya el fuego. Los hermanos Regalado, artesanos, trabajadores, laboriosos, honrados, humildes, sencillos…" 

Manuel García Cienfuegos.
Fuente. (clic)


La fragua de los hermanos Pedro, Fernando, Francisco y Manolo Regalado fue una empresa donde , desempeñaban sus funciones que se complementaban para que su objetivo se consiguieran perfectamente coordinados.

Pedro especialista de la soldadura, un gran soldador; Fernando ejercía las funciones de realizar los proyectos, presupuestos y administración; Francisco el artista, el “creador”, sus cualidades hacen que sus obras adquieran el rango y la excelencia del arte, por su habilidad y precisión; Manolo gran trabajador, hombre cuya cultura transciende más allá de espacio de la fragua a la música, la literatura, el teatro.

Pero llegó un día allá por el año 1987, la fragua de los Regalados cesa en su actividad  y se produce el correspondiente cierre.

Recientemente hemos observado como en la esquina de la Calle San Antonio con la calle Concepción Arenal, colindante con la Farmacia existente en el nº 71, la fragua que allí estuvo muchos años y  gozó de gran prestigio en nuestra localidad ha sido derribada y en su lugar se levanta un nuevo edificio.

Siendo algo habitual en los tiempos actuales, no es menos cierto que detrás de este edificio que ahora desaparece durante muchos años los artesanos que allí trabajaban adquirieron gran predicamento profesional en Montijo y comarca.


En la imagen aparece las obras que en la actualidad (2016) se están realizando en la antigua fragua de los Regalados. 

Estas circunstancias que describimos nos trae a la memoria, el recuerdo de estos montijanos y como homenaje a ellos nos acercamos a la figura de Francisco Regalado del Viejo. 


En el caso del protagonista que hoy traemos a Retazos bibliográficos de personajes ilustres de Montijo, la experiencia y la habilidad, el arte, el dominio de la profesión, la perfección del trabajo bien hecho, son cualidades valoradas y reconocida en la saga de los hermanos Regalado que allí trabajaron y que habían adquirido de generación en generación.

Hoy en nuestro blog queremos recordar a esta saga de artistas de la forja en la persona de nuestro protagonista.

Francisco Regalado del Viejo, natural de Montijo, nacido el 28 de Febrero de 1923, hijo de Domingo y María que tuvieron cuatro hijos más: Pedro, Francisca, Fernando y Manuel. 

Francisco contrajo matrimonio con Olalla Pinilla con quien tuvo dos hijos, Domingo y Marina.

Nace en el contexto de los años de la Dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), años difíciles en nuestro país en el ámbito educativo y no precisamente “feliz" para el Cuerpo del Magisterio, imbricado en la política regeneracionista del Dictador. Todas estas circunstancias quizás más agudizadas en nuestras zonas de Extremadura hacían que la escolaridad fuese corta y la formación básica acusaba esos problemas.

Francisco Regalado en esa formación básica, estuvo en la escuela de D. Pablo Sánchez, aunque  su corta formación “académica” no fue impedimento para que a lo largo de su vida cultivara una amplia cultura general que no era lo usual en aquella época, bien es verdad que en la casa familiar siempre hubo afición a la lectura, la música, pintura etc.

Sin lugar a dudas la familia iba a ser la piedra de toque de muchos niños y niñas por aquellos años.
Desde un primer momento, su oficio y pasión fue la fragua, siendo él la tercera y última generación de herreros.

Ni que decir tiene, Francisco iba a encontrar una auténtica formación profesional en su entorno familiar. En la fragua se irá introduciendo en todos los aspectos de la profesión familiarizándose en el conocimiento de los trabajos en los distintos aspectos de esta actividad, en el horno y en el yunque, en la técnica del golpeo para forjar el hierro, así como con todas las herramientas de la profesión.

Junto a estas circunstancias favorables en su formación, Francisco reunía ese don especial que algunos poseen y que hace que todo aquello que tocan adquieran la característica especial para que sea convertido no sólo en el trabajo bien hecho sino en auténtico arte, en auténticas creaciones. Su constancia, su dedicación, su capacidad de diseño, la perfección de sus piezas…hacen de Francisco un auténtico crack, como se diría ahora, del mundo de la forja. Ese don para moldear, lo tosco, el hierro, la madera…y crear verdadero arte que se refleja en sus obras.

Sería muy largo de elaborar su largo currículo en los distintos aspectos que el abordó. Destacamos entre sus diversos trabajos artesanos, tanto de forja como de madera, a los que dedicó gran parte de su tiempo libre entre otros las dos puertas de la Parroquia de San Pedro Apóstol, todos los aperos de la labranza tradicional, maqueta de la cocina tradicional extremeña, de la fragua familiar, todo ello a rigurosa escala,  y un sinfín de piezas más. Era un magnífico maquetista.


    Puertas de la Iglesia Parroquial de San Pedro de Montijo. La madera y el hierro trabajada con precisión milimétrica.                                                                                                                   


Consola realizada por Francisco Regalado del Viejo



Carro realizado por Francisco Regalado.



Mesa de su fragua en miniatura

Son tantos los trabajos que hay que sumar en el currículo de nuestro protagonista que he editado este vídeo para exponerlos. He tratado de organizarlo para que podáis disfrutar de la belleza de su obra y de la precisión de sus trabajos en esta supuesta exposición "virtual" que os presento en este vídeo que he editado, con fondo musical de otro gran artista vecino de nuestra localidad, Joaquín Giménez, "Kini".


EXPOSICIÓN DE TRABAJOS REALIZADOS POR FRANCISCO REGALADO




En el vídeo podemos observar la capacidad artística de Francisco Regalado del Viejo, su habilidad, su precisión en el arte de moldear el hierro, de trabajar la madera, de diseñar y construir maquetas y dar formas, podemos constatarla en su amplia colección de piezas tales como el carro, las puertas de la iglesia, los detalles en miniaturas de la fragua, la carabela, sus lámparas…sin duda un artista excelente.

A nuestro protagonista, también le gustaba las labores de labranza, practicar la pesca y estudiar la obra El Quijote, que leía todos los días, siendo el mismo bastante quijotesco. Buen amigo de sus amigos, fiel a ellos y a sus ideas hasta las últimas consecuencias. Gran tertuliano, era costumbre, una vez se terminaba la jornada de trabajo reunirse en el taller a conversar y muchas veces a hablar y discutir todo lo prohibido “políticamente” en aquellos momentos, aunque resultara arriesgado él nunca tuvo pelos en la lengua aunque a veces era muy obstinado y  difícil de convencer le resultaba muy difícil reconocer que a veces no tenía razón. Su honestidad e integridad resaltan su perfil humano que hizo ser conocido y apreciado en todo el pueblo.

Por todas estas circunstancias, sin la menor duda, Francisco merece un lugar destacado en nuestro blog, tanto por sus cualidades profesionales constatada en toda su obra como por esas cualidades personales que se han señalado y que sintetizamos diciendo que era una excelente persona.

Todos los que le conocieron vienen a coincidir en que era una persona cariñosa, humilde, buena gente y así lo describen en algunos comentarios quienes tuvieron la suerte de relacionarse con él.

Su fragua, hoy ya desaparecida, parece que no han tenido quien la continuara y lamentablemente otro oficio cada día más en desuso debido a la modernización de los procesos de producción. No obstante en nuestro ánimo está que su recuerdo perdure en la “historia” de los mejores de Montijo y en el reconocimiento público a este artesano sencillo, humilde, pero grande por su obra como profesional y como persona.

Francisco cayó enfermo y falleció el 31 de agosto de 1.993, pero sigue vivo en el recuerdo de todos y queremos contribuir a que así sea con esta entrada de nuestro blog.

Sucede igual con sus hermanos, desgraciadamente no están ya con nosotros, que junto formaron un saga de profesionales de los muchos y buenos que da nuestra localidad.


Fuente:

1.- Información e imágenes  facilitada por su familia.
2.- Referencias y comentarios de personas que le conocieron
3.- Reseñas de Manuel García Cienfuegos en Crónicas de un pueblo.